.

Empezar a practicar algún deporte suele ser uno de los propósitos más recurrentes cuando tenemos que volver nuevamente a la rutina después del verano. Sin embargo, es habitual que muchas personas se aburran rápidamente de realizar ejercicio, pierdan la motivación y acaben por abandonar sus metas deportivas. Si no quieres que esto te ocurra también a ti, te aconsejamos probar alguna de las disciplinas físicas más de moda esta temporada. ¡No tendrás tiempo para aburrirte!

HARD WORK

Despega los pies del suelo

¿El yoga te parece lento y aburrido? Eso es porque no has probado el fly-yoga, una combinación de danza, acrobacias y ejercicios de yoga que se realiza con la ayuda de unas telas colgadas en el techo y que acelerará al máximo tu metabolismo y tu consumo de calorías. Otro ejercicio muy completo es la barra americana o pole dance, un deporte cada vez más practicado por su capacidad de trabajar casi todos los músculos del cuerpo y con el que mejorarás tu flexibilidad y fuerza a la vez que tonificas tu piel.

Si te gustan los deportes de suspensión pero no te apetece ir obligatoriamente a un gimnasio, el TRX o el fitball son muy buenas opciones. Para practicar TRX solo necesitarás colgarte de una cinta elástica diseñada específicamente para esta actividad y que además es muy fácil de transportar. Para el fitball solo necesitarás la clásica pelota de Pilates, con la que además de esta actividad podrás practicar otras como el yoga o el body balance y mejorar tu fuerza y equilibrio.

Como pez en el agua

Si te entusiasma la actividad física en el agua y te apetece probar algo distinto de la natación, puedes empezar por el aquaspinning, un deporte que combina todos los beneficios del spinning con una mayor resistencia cardiovascular y un menor impacto en las articulaciones al tener que pedalear bajo el agua. Otra posibilidad es el aquaboxing, que como su propio nombre indica consiste en practicar boxeo dentro del líquido elemento. Con esta práctica conseguirás contornear brazos y piernas y aumentar tu resistencia al máximo.

Potencia e intensidad para los más experimentados

Si eres ya todo un experto en el mundo del deporte, quizá te interese probar con actividades físicas más exigentes como el tacfit, un programa de entrenamiento destinado a aumentar la fuerza, la movilidad y el control de nuestra mente. Si lo prefieres también puedes practicar el HIIT (High Intensity Interval Training), un entrenamiento cardiovascular por intervalos que te obliga a dar lo máximo de ti.

Si buscas algo un poco menos exigente puedes apuntarte a k-box, una disciplina en la que realizarás técnicas y movimientos propios de las artes marciales, perfecto para mejorar nuestra condición física y liberarnos del estrés golpeando sacos de boxeo, manoplas y otros elementos. Otra idea muy divertida puede ser el power jump o body jump, un deporte consistente en realizar todo tipo de ejercicios a la vez que se salta sobre una pequeña cama elástica y que es especialmente recomendado para personas con problemas de rodillas que no pueden practicar otras actividades.

Por ultimo solo queda recordar que, elijas el deporte que elijas, es imprescindible que siempre realices un calentamiento adecuado y un correcto estiramiento muscular para prevenir lesiones. Desde Depidel también te recomendamos los tratamientos con Theraphy Cool, una aparatología perfecta para prevenir y tratar todo tipo de problemas relacionados con la práctica deportiva y mejorar tu rendimiento físico. No lo dudes más y pásate por tu centro Depidel más cercano para descubrir todas sus ventajas.

Usamos cookies propias y de terceros con el fin de ofrecerte una experiencia de mejor calidad. Por favor, revisa nuestra política y acepta su uso para disfrutar de una experiencia completa. Ver política