Ya estamos en 2020: inauguramos nuevo año y también nueva estación. El invierno ya está aquí y si no queremos que nuestra piel sufra a causa de las bajas temperaturas es momento de darle unos cuidados extra. Factores como el frío, la poca humedad o el viento pueden causar sequedad, tirantez e incluso irritación o sensación de picor, por eso es esencial darle a nuestra dermis la protección que se merece. ¿Quieres saber cómo? Te lo contamos a continuación.

Nutre e hidrata tu piel al máximo

Los factores meteorológicos del invierno atacan directamente a la piel, y sus efectos pueden causar estragos muy rápido si no tenemos la dermis bien hidratada o esta es especialmente sensible. Para evitarlo, en esta época del año deberemos recurrir a cosméticos de acción más intensa, empezando por las cremas hidratantes, tanto de rostro como de cuerpo. Si ya es demasiado tarde y el daño ya está hecho (piel reseca, grietas, tirantez…) lo mejor es apostar por fórmulas regeneradoras, que te ayudarán a devolver la piel a su estado más saludable.

También debemos tener cuidado con las duchas; con el frío apetece disfrutar del agua bien caliente, pero bañarse a esta temperatura puede causarle deshidratación a nuestra piel. Si no quieres que esto ocurra, mejor opta por bañarte con agua templada. Y si te sientes más valiente, puedes probar incluso con contrastes de agua fría y caliente, que tienen un efecto reconstituyente, tonificador y además activan la circulación, lo que contribuye a mantener una piel de 10. Para la cara, la mejor opción es lavarla con agua fría.

Protege las zonas más sensibles

Aunque toda la piel se ve afectada cuando comienzan las bajas temperaturas, lo cierto es que hay zonas especialmente delicadas a las que debemos prestar mucha más atención. Una de ellas es el rostro, ya que la cara suele ser la parte que más expuesta queda cuando salimos a la calle, así que no olvides hidratarla y aplicarle protector solar (¡sí, también en invierno!).

También te aconsejamos hacerte con un buen bálsamo labial, ya que esta zona sufre especialmente con el aire frío, que suele causar sequedad e incluso hacer que la piel se pele. Aplícalo tantas veces como sea necesario para mantener una boca protegida y con buen aspecto.

Por último no descuides a otros de los grandes perjudicados por la acción del invierno: las manos y los pies. Usa cremas especialmente indicadas para estas zonas, utiliza un calzado confortable y adaptado a las condiciones climáticas y cubre tus manos con guantes cuando salgas al exterior. Tu piel te lo agradecerá.

Vida sana para combatir al invierno

Si continúas llevando una rutina saludable en esta época del año, también estarás ayudando a mantener tu piel en perfecto estado. El ejercicio activará la circulación y por tanto la oxigenación de la piel, mientras que una dieta equilibrada con alimentos de temporada te proporcionará los nutrientes necesarios para mantener tu piel sana. Si beber agua te cuesta más a causa del frío, introdúcela mediante sopas, infusiones y otros alimentos ricos en este elemento.

Mima tu piel con cuidados especiales

Si ya tienes los básicos dominados y todavía necesitas un extra de cuidados (o simplemente te apetece mimarte más), esta estación es el momento perfecto para aplicarse mascarillas hidratantes y regeneradoras, que además de proteger tu piel te proporcionarán un momento relax muy agradable. Los aceites naturales y los sérums también son productos altamente eficaces cuando de hidratación se trata; unas gotitas antes de dormir harán que tu piel se active y tenga un aspecto impecable. Por último no olvides que puedes recurrir a suplementos o nutricosméticos como los de Arôms Natur, especialmente indicados para el cuidado cutáneo, o también realizarte algún tratamiento profesional para devolver la luz y la vitalidad a tu piel. Ven a Depidel y te asesoraremos sobre los más adecuados en tu caso.

Mi carrito
Aún no agregaste productos.
Seguir viendo

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar